Cultura General > Literatura

La importancia de la narración en el jardín de niños

Escrito por Laura / 18 de noviembre de 2009

El primer contacto del niño con la lectura será a través de lo que otros le cuenten. Pero además de presentar al niño textos escritos y leérselos, es importante que los educadores narren historias a los más pequeños.

A través de los cuentos, los niños conocen el real y concreto, aprenden sobre lo que hay allí afuera, conocen su realidad y otras ajenas a ellos. Por eso, es muy importante que durante la educación en el jardín de niños la narración tenga un lugar importante.

Más allá de la lectura de cuentos, las láminas e imágenes, a través de los cuentos narrados el niño puede desplegar su imaginación e ir más allá.

Por qué es buena la narración libre

Aunque muchos no advirtamos diferencia, existe una gran distancia entre leer un cuento, enseñarle al niño las imágenes e introducirlo en las maravillas de la narración libre. Aunque sigamos un cuento que ya conocemos, la narración ofrece otro tipo de posibilidades y ayuda al niño que escucha a ingresar en un mundo nuevo. El educador que narra pondrá en cada palabra lo que él siente y piensa acerca del cuento, por lo que es mucho más enriquecedor.

Pero, además, la narración no está en contra de la lectura, por el contrario, es un instrumento que facilita el contacto posterior con los libros. Permite acercar al niño a las estructuras del pensamiento y el lenguaje, y los instruye como futuros narradores.  Es muy importante para el niño conocer esta forma de expresarse, ya que es el primer acercamiento que los ayudará a transformarse en futuros lectores.

Imaginar es mejor que ver

Durante la primera infancia, la imaginación está en pleno desarrollo y es muy importante no interferir con ésta. Por eso, es importante que se limite la exposición a la televisión y al ordenador, y se los estimule en actividades que les permitan crear e imaginar.

En este punto, aunque la lectura de cuentos (donde el niño ve y “lee” con el educador) es muy importante, la narración puede servir de mucho, ya que ante la ausencia de imágenes que le digan al niño cómo es lo que debe ver, el pequeño puede imaginar libremente. La princesa, el castillo, el césped, el corcel, todo será de la manera en que el niño pueda y quiera imaginar. Esto los ayuda a desarrollar la fantasía y fortalece el contacto con el educador.

Un contacto con las raíces

Pero la narración no sólo da frutos en la primera infancia. A medida que los niños crecen, las historias orales pueden servir de vehículo entre los niños y la historia. Dependiendo de la edad y los intereses del grupo, podemos adaptar diferentes textos a la narración oral y estimular a los estudiantes a que hagan lo mismo,  buscando historias para narrar a sus compañeros.

Tags: , ,

2 comentarios

  1. me gustaria ser una mahter

  2. en la vida todo no es color de rosa como lo pintar I LOVE BEBI I WIL do that tomorrow

Deja un comentario